Claves en la Rehabilitación del Ictus. Intensidad e inmediatez.

En España, el 78% de los casos de daño cerebral son producidos por Ictus y de los 100.000 nuevos casos anuales que hay, más del 90% están ocasionados por accidentes cerebrovasculares. Con estas cifras podemos hacernos una idea de la importancia que adquiere la neurorrehabilitación después de un Ictus, siendo una de las claves a la hora de garantizar una calidad de vida óptima así como el mayor grado de autonomía de las personas que lo sufren. 

Hay muchas variables implicadas en la rehabilitación de las secuelas tras un Ictus. Hablamos de dos que influirán directamente en el desarrollo de la misma: la intensidad y la inmediatez. 

Cada día cuenta. Y es que hay estudios que muestran que cada día que se retrasa el inicio de la rehabilitación después de un Ictus, empeora el pronóstico funcional de las personas que lo han sufrido cuando son dadas de alta, habiendo incluso un mayor indice de institucionalización. Esto quiere decir que la inmediatez en el inicio de la neurorrehabilitación es de vital importancia para obtener un mejor pronóstico y una mayor tasa de éxito en este proceso. El ingreso hospitalario o la espera para conseguir una rehabilitación a través del sistema público de salud, así como la indecisión a la hora de iniciar el proceso son malas compañeras de viaje.

trabajando ictus Desde Neuron ofrecemos la posibilidad de empezar la rehabilitación desde el primer día. Gracias a este inicio temprano conseguimos una mayor eficiencia en el tratamiento neuro-rehabilitador, incluyendo beneficios en variables como ocupación y empleo. Lo que dice la evidencia sobre la inmediatez del tratamiento es lo siguiente: 

cuadro recomendacion intervencion temprana

Otra de las variables que influye y mucho en la rehabilitación tras un Ictus es la intensidad aplicada en la misma. La evidencia muestra que la intensidad importa, siendo necesario aplicar la mayor intensidad posible en todos los casos para obtener los mejores resultados en el proceso rehabilitador. Por este motivo y desde hace tiempo se ha evidenciado que las terapias intensivas en neurorrehabilitación tienen mayor tasas de éxito que las no intensivas (que son las que de forma general se aplican en los recursos actuales).

mujer usando lexoEn Neuron aplicamos siempre la mayor intensidad posible a los procesos rehabilitadores, trabajando así bajo evidencia y no dejando al azar de la rehabilitación espontánea u otras variables que no se pueden controlar, la rehabilitación de las personas. Gracias a trabajar bajo protocolo de intensidad podemos conseguir que la persona presente una mejoría funcional más alta, una mayor magnitud del cambio y mejor funcionamiento cognitivo al alta, así como un menor deterioro de las actividades de la vida diaria (AVD) al año del Ictus. Lo que dice la evidencia sobre la intensidad del tratamiento es lo siguiente:

cuadro recomendacion intensidad

Desde Neuron trabajamos a través de un modelo propio denominado Neuronterapia que tiene en cuenta todas las variables, cuantitativas y cualitativas que influyen en la rehabilitación tras sufrir un Ictus. Dentro de estas variables se incluyen la inmediatez en el inicio de la rehabilitación y la intensidad. Nuestros tratamientos son, en todas las fases del daño cerebral, lo más intensivos posible en base a la personas, sus secuelas y la valoración que hacemos. Nuestra metodología se basa en los últimos estudios sobre neurorrehabilitación dotando a la Neuronterapia de evidencia científica. Esto significa que nuestra metodología utiliza aquello que se ha demostrado que puede rehabilitar y que ha sido validado por la ciencia. Solo hacemos lo que demuestra la ciencia. Y eso nos diferencia. 

También te
puede interesar

Suscríbete a nuestra
newsletter

Categorías

Etiquetas

mobile phone icon ¡Llámanos gratis!