ATAXIA

QUÉ TRATAMOS

Diagnóstico de la ataxia y tratamiento según su tipo

La ataxia es un trastorno que consiste en la pérdida o disminución de la capacidad de coordinación de los movimientos de la persona pero sin llegar a la paralización total de los músculos. 

Puede afectar la movilidad de los dedos, manos, brazos, piernas y otros músculos del cuerpo. Los síntomas que nos hacen sospechar de padecer ataxia son temblores en diferentes partes del cuerpo durante la realización de movimientos voluntarios, así como la incapacidad a la hora de controlar la amplitud de los mismos. 

Por este motivo, las personas con ataxia tienen serios problemas para llevar a cabo movimientos precisos e, incluso en fases avanzadas, mantener el equilibrio y la postura corporal. La mayoría de las ataxias son progresivas, comenzando con complicaciones leves, como falta de equilibro, y acabar siendo altamente invalidantes. Según estimaciones de la Sociedad Española de Neurología (SEN), en España existen más de 13.000 afectados por algún tipo de ataxia cerebelosa.

En muchas casos se trata de ataxias cerebelosas, ya que se produce por la pérdida de función del cerebelo. También puede producirse por una anomalía en las vías principales que se encargan de conducir los impulsos nerviosos hacia el interior y el exterior del cerebro.

Diagnóstico de la ataxia

Las ataxias pueden ser de dos tipos: esporádicas o hereditarias. Las esporádicas suelen aparecer en la edad adulta, y las personas que la padecen no tienen antecedentes familiares conocidos. El el caso de las hereditarias, la causa es un gen presente en el genotipo de la persona, que puede haber sido heredado como recesivo o dominante, y que fabrica proteínas anormales que afectan al sistema nervioso, específicamente a las células nerviosas del cerebelo y la médula espinal.

Dentro de las personas que padecen ataxias hereditarias, los más comunes son los pacientes con ataxia de Friedreich y con la enfermedad de Machado-Joseph. 

Los signos más comunes determinantes para un diagnóstico de la ataxia son los siguientes:

  • Falta de coordinación en los movimientos voluntarios.
  • Alteración de la postura y el equilibrio
  • Inestabilidad durante la marcha.
  • Movimientos involuntarios de los ojos (nistagmo).
  • Alteración de la deglución y el habla.

Tipos de tratamiento

Los síntomas de la ataxia son muy resistentes al tratamiento farmacológico. El tratamiento de la ataxia está más enfocado a trabajar a nivel motor, funcional y logopédico a través de un programa de terapia lo más intensiva posible, que ayudará a mantener la calidad de vida de la persona. El objetivo es mantener las capacidades motoras, funcionales y de lenguaje y deglución el mayor tiempo posible. El empleo de ejercicios de fortalecimiento muscular y de equilibrio mejora los sistemas músculo-esqueléticos, propioceptivo (sentido que informa al organismo de la posición de los músculos), vestibular y visual. 

Para mejorar el control propioceptivo de las extremidades inferiores se utilizan ejercicios de coordinación que consisten en movimientos repetitivos de las extremidades de formas específica. La disfagia es otra de las deficiencias que aparece en la mayoría de las ataxias y supone una compilación importante que puede llevar a la aspiración. Para mejorar la deglución desde la logopedia se enseña a la personas como técnica compensatoria a tomar líquidos con mayor consistencia, en pequeñas cantidades para reducir el riesgo de aspiración, por ejemplo. 

Existen tratamientos sintomáticos y preventivos que evitan las contracciones, los espasmos musculares y otras complicaciones. 

¿Cómo ayuda Neuron en la recuperación de una persona que sufre ataxia?

En Neuron contamos con un equipo transdisciplinar formado por fisioterapeutas, terapeutas ocupacionales, logopedas y neuropsicólogos que valoran las necesidades de las personas diagnosticadas de ataxia para ofrecerles un tratamiento específico e individualizado, basado en terapia manual y la tecnología más actual para garantizar una óptima rehabilitación y una mejor calidad de vida.

ALGUNAS ENFERMEDADES QUE TRATAMOS

Te acompañamos en la rehabilitación del daño cerebral adquirido, lesión medular, y otras patologías de origen neurológico. Un objetivo, un nuevo concepto terapéutico y todas las posibilidades de rehabilitación para adaptarnos a tus necesidades, sean las que sean. Nuestra rehabilitación ofrece soluciones flexibles y eficaces, adaptadas a cada persona.

CONTÁCTANOS

Pide una primera visita para que valoremos tu caso