Publicado el junio 16, 2021 ·

La Atención Temprana: la mejor inversión para la infancia con especiales necesidades

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

El día de hoy, 16 de junio se conmemora el Día Nacional de la Atención Temprana y es un buen momento para poner en valor a los profesionales y a la especialidad médica en los primeras etapas de vida, especialmente en la prenatal, perinatal y posnatal. 

Tal y como describe la Organización Mundial de la Salud, toda sociedad humana requiere que su futura generación sea saludable y esto depende, en buena medida del nacimiento y la crianza de niños sanos en toda su dimensión. Por ello, la detección preventiva de trastornos genéticos, incluidas las discapacidades del desarrollo, es un componente esencial para descubrir posibles trastornos en forma temprana, lo que permite una intervención médica, holística e individualizada.

La atención temprana estimula el correcto desarrollo de los menores de entre 0 y 6 años, con apoyo especializado para niños con discapacidad, trastorno del espectro autista (TEA), retraso del desarrollo y otras necesidades especiales.

 

Se estima que en España un 10% de la población infantil presenta problemas evolutivos en su desarrollo, motor, psíquico y neurológico. Más concretamente, 255.227 niños en España. El equipo de NeurOn tiene formación y experiencia en el tratamiento de este segmento poblacional.

 

La intervención durante la infancia requiere un enfoque multidisciplinario, preventivo y precoz, con una combinación de terapias en función de las diferentes etapas de su desarrollo; y en algunos casos menores dosis de trabajo terapeútico. Incluyendo terapias del habla, fisioterapia y otros tipos de servicios con el apoyo de la robótica y la gamificación con la importancia que significa el juego, en su reconocido papel de herramienta que mejora la adherencia al tratamiento y siendo éste un estímulo para la motivación.

La Atención Temprana no es solo beneficiosa para las personas a las que sirve, sino para el sistema público de salud, pues como se ha demostrado, es un recurso infravalorado pero más eficaz y menos costoso. Los beneficios de la atención precoz favorecen también, al reducir la carga económica que la educación especial supone.

La creciente conciencia de los derechos de las personas con discapacidad y el reconocimiento de sus necesidades especiales, las políticas de la salud tienen que tender a clasificar y evaluar los servicios disponibles y optimizar estos servicios para dar calidad de vida a esta población. Recursos como los que ofrecen la red de clínicas NeurOn surgen para cubrir la carencia del sistema público y sobre todo, una esperanza para las familias que quieren sacar adelante a sus hijos e hijas con discapacidad asociado al autismo o parálisis cerebral, entre otras patologías.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cumplimos con la normativa COVID-19. Más Información