Publicado el julio 20, 2021 ·

Covid 19: la vacuna sigue siendo la solución

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

A pesar de las alertas suscitadas por casos infrecuentes de trombosis cerebral en personas que recibieron dosis de Janssen y AstraZeneca, la vacuna contra el Covid-19 continúa siendo la solución para superar las consecuencias derivadas de la pandemia.

 

Los primeros estudios que estamos conociendo, especialmente en China, donde surgió el brote del Coronavirus, indican una considerable presencia de casos de ansiedad, depresión y trastornos derivados del estrés postraumático o insomnio en un gran número de personas de todos los países. En buena medida, esas son las lógicas de todas las consecuencias de las dificultades laborales y económicas, la sobrecarga de los cuidados, el distanciamiento social y las noticias de los fallecimientos.

En este momento de la pandemia, la preocupación continua en el mundo entero por la variante Delta del SARS-CoV-2 y no conseguiremos superar esta situación si la vacunación no se acelera y llega a todos los rincones. Hablando de preocupaciones, en relación a la vacuna, desarrollada por múltiples empresas farmacéuticas, se activó con aquellas noticias que nos alertaban de trombos en personas que habían sido vacunadas con AstraZeneca y Janssen.

Estos eventos trombóticos, «infrecuentes» como así lo han calificado las instituciones sanitarias, se presentan como coágulos sanguíneos en el cerebro con efectos similares a los provocados por el ictus, de déficits neurológicos similares a los del ictus, como pérdida de fuerza o de visión, dificultad para enfocar o alteración del lenguaje pero su incidencia se sitúa entorno a 1-1, 3 casos por 100.000 habitantes al año, según la Sociedad Española de Neurología que ha estado tranquilizando a la población en los últimos meses.

El ictus puede ocurrir por la formación de un coágulo en una arteria o una vena cerebral y sucede en ocasiones que nada tienen que ver con la vacuna. Sus causas son múltiples, desde por una hipertensión arterial, el consumo de sustancias tóxicas como tabaco o alcohol, obesidad o vida sedentaria. Para el tratamiento de este daño en el cerebro, NeurOn, como clínicas especializadas en neurorrehabilitación cuenta con una dilatada experiencia para un buen abordaje, con los profesionales necesarios trabajando por acelerar el proceso de recuperación y con el apoyo de las últimas tecnologías que la investigación, la innovación de la ciencia han desarrollado hasta el momento.

 

La metodología NeurOn, con un trabajo transdisciplinar y la robótica, avala los mejores resultados de recuperación para personas afectadas una trombosis cerebral

 

Cualquier tratamiento o vacunación puede tener efectos adversos pero rechazar una solución que salva vidas y que es un éxito de la ciencia, es una temeridad y sobre todo, un error.

La mayoría de las personas afectadas por el  COVID-19 experimentan una enfermedad respiratoria de leve a moderada y se recuperarán sin requerir un tratamiento especial, pero otros no superarán esta enfermedad, por lo que debemos seguir con cautela y cuidándonos. Cada vez queda menos, para que volvamos a relacionarnos sin miedo.

 

NeurOn continua con todos los protocolos sanitarios para garantizar la salud de profesionales y usuarios mientras dure la pandemia y las autoridades no indiquen lo contrario. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cumplimos con la normativa COVID-19. Más Información