¿Qué es la esclerosis múltiple? 

La esclerosis múltiple es una enfermedad crónica, inflamatoria, desmielinizante y neurodegenerativa del sistema nervioso central. Se caracteriza por la destrucción de la mielina, un material graso que protege y rodea las células nerviosas y afecta la forma en que los nervios conducen los impulsos eléctricos en adultos y jóvenes. 

La aparición de esta enfermedad suele ocurrir en edad adulta, entre 20 y 40 años, siendo en las mujeres de dos a tres veces mas frecuente. 

Estudios recientes han puesto de manifiesto que tanto la incidencia como la prevalencia de la esclerosis múltiple ha ido en aumento a lo largo de las últimas décadas. Afortunadamente, los recursos para la detección y diagnóstico han desarrollado un gran avance, así como los tratamientos. 

Tipos de esclerosis múltiple

Las manifestaciones clínicas de la esclerosis múltiple, así como los síntomas son muy diversos. Pueden variar en función de la topografía de las lesiones, la rapidez de progresión del cuadro clínico, la fase en la que se encuentre el paciente y/o el tipo de enfermedad que le haya sido diagnosticada. 

Destacan 4 tipos diferentes de Esclerosis Múltiple:

  1. Remitente recurrente
  1. Progresiva primaria
  1. Progresiva secundaria
  1. Progresiv. recurrente

 

 

A continuación, os contamos un ejemplo de caso clínico del último tipo de esclerosis mencionado.

Caso clínico de esclerosis múltiple progresiva recurrente

H. entra a tratamiento con una afectación en miembros inferiores compleja. Sufrió un episodio brusco por el que estuvo ingresado, realizándose numerosas pruebas. Posteriormente, fue diagnosticado de esclerosis múltiple. 

Manifestaciones de la esclerosis múltiple 

Nuestro participante perdió súbitamente la fuerza en las piernas, siendo dependiente para los desplazamientos cortos, necesitando la ayuda de una muleta para poder realizarlos.

La debilidad a nivel de miembros inferiores era muy significativa y limitante, llegando a aparecer movimiento de clonus involuntario que dificulta el equilibrio de pie. 

Objetivos tras diagnóstico de esclerosis múltiple

Tras valorar la historia de vida y las ambiciones del participante se establece como principales objetivos funcionales:

  • Preservar en primer lugar las funciones presentes en ese momento.
  • Conseguir mejorar las distancias que tiene que recorrer de manera frecuente para poder realizar su trabajo de manera eficaz. 

 

 

El resto de áreas no son susceptibles de ser trabajadas por las deficiencias detectadas y referidas por el paciente. 

Tratamiento: Fisioterapia 

A nivel de fisioterapia, tras valorar la velocidad y el aguante durante 6 minutos, se obtiene una velocidad de 1 m/s en 120 metros.

Después del razonamiento clínico realizado por los profesionales, pero siempre teniendo como centro y piedra angular del tratamiento las propias percepciones del paciente, se planifica una intervención.

La intervención se centra en el trabajo sobre la estabilidad de caderas y de equilibrio, tanto dinámico como estático, y en la ganancia de fuerza de miembros inferiores.

Esto se lleva a cabo de esta forma debido a que el riesgo de caídas es moderado inicialmente y se prioriza la seguridad ante determinadas situaciones.

Evolución del tratamiento 

Después de unas semanas de tratamiento, H. ya es capaz de realizar mayor distancia de manera segura y retirar el uso de la muleta.

Como resultado, su seguridad ante los desplazamientos se incrementa de manera muy sustantiva.

Posteriormente, a medida que se va avanzando en el tratamiento y se van consolidando objetivos, el abordaje va cambiando.

El tratamiento se empieza a inclinar más hacia el entrenamiento cardiorrespiratorio, debido a la fatiga muscular y de esfuerzo que el participante percibe . También se le empieza a dar más importancia a la marcha y al entrenamiento de determinadas tareas funcionales, ya que H. necesita subir y bajar escalones por su trabajo y seguir incrementando el número de pasos diarios. 

Basándonos en la literatura científica que en los últimos años se ha publicado sobre la marcha, y apoyándonos en la última tecnología con la que contamos en todos los centros Neuron, se aumenta de manera gradual la dificultad en determinados ejercicios.

Aunque normalmente los objetivos en este tipo de patología siempre van encaminados a mantener las funciones y capacidades de la persona, hay casos como el de H. donde el tipo de esclerosis y la evolución de la misma permite poder remontar sustancialmente los déficits provocados por ésta.

En este caso se llega incluso a revertir determinadas necesidades, como por ejemplo, la de necesitar la muleta para cualquier tipo de desplazamiento o poder subir y bajar escaleras sin apoyos. Objetivos que al inicio, son impensables de plantear.

Resultados del tratamiento

Actualmente, H. sigue aumentando la cantidad de pasos y ha sido capaz de retirar la muleta para cualquier desplazamiento. Además, su esfuerzo percibido al hacer determinadas tareas ha disminuido mucho y ya es es capaz de subir y bajar escaleras de manera segura e independiente. 

H. ha conseguido en definitiva, mejorar su calidad de vida. 

Profesionales del equipo Neuron que han participado:

Guillermo del Valle Sesé

Fisioterapeuta 

Álvaro Entrena 

Fisioterapeuta