El Parkinson y su rehabilitación

Tulipán James Parkinson

En 1997 la Organización Mundial de la Salud declaró el 11 de abril Día Mundial del Párkinson, en conmemoración del aniversario del nacimiento de James Parkinson, doctor británico que describió por primera vez la enfermedad, con el objetivo de dar visibilidad a las más de 160.000 familias que conviven con esta enfermedad en España. Así como, sensibilizar para conseguir mayores recursos económicos para su investigación y cura.

Este doctor publicó un libro llamado “Un ensayo sobre la parálisis agitante” (Nombre que recibía esta enfermedad en esa época), explicando las causas por las que dicha degeneración neurológica. 

La enfermedad de Parkinson es un trastorno neurodegenerativo que afecta predominantemente a las neuronas productoras de dopamina en una zona específica del cerebro llamada sustancia negra.

Los síntomas suelen desarrollarse lentamente a lo largo del curso vital. Estas personas con enfermedad de Parkinson pueden experimentar:

 

  • Temblor, principalmente en reposo y descrito como temblor en forma de pastilla en las manos. Son posibles otras formas de temblor
  • Bradicinesia
  • Rigidez de las extremidades
  • Problemas de marcha y equilibrio

 

Existe la creencia popular de que el temblor es el síntoma que más representa el párkinson pero tal y como indica la Federación Española de Parkinson, 1 de cada 5 personas tiene menos de 50 años en el momento del diagnóstico, y un 30% de las personas no llegan a desarrollar nunca el temblor.

 

La importancia de la Rehabilitación

En pacientes con la enfermedad de Parkinson, la terapia rehabilitadora se centra en mejoras funcionales, como transferencias, posturas, equilibrio, marcha y la prevención de caídas. Todas ellas esenciales para llevar a cabo las actividades de la vida diaria. Los terapeutas de Neuron conocen la satisfacción de este trabajo ayudando a las personas con esta patología.

 

 

A lo largo de la historia se le ha concedido a esta bella flor, el símbolo de la lucha contra el párkinson. 

Todo comenzó cuando, en 1980, J.W.S. Van der Wereld, un horticultor holandés que tenía la enfermedad, cultivó un tulipán rojo y blanco. Un año después de este suceso, Van der Wereld dió a su creación el nombre de Tulipán James Parkinson, para honrar la memoria del hombre que describió por primera vez, su estado de salud, dándole visibilidad a la enfermedad. 

En Neuron contamos con profesionales experimentados en abordar esta patología, tales como fisioterapeutas, logopedas, terapeutas ocupacionales o neuropsicólogos. Todos ellos, trabajan coordinadamente, a disposición del usuario, tanto en la rehabilitación física como en el acompañamiento emocional en ocasiones necesario para recuperarse anímicamente y afrontar mejor esta enfermedad neurodegenerativa. 

¡Confía en nuestro saber hacer!

2 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te
puede interesar

Suscríbete a nuestra
newsletter

Categorías

Etiquetas