Más allá de las actividades instrumentales de la vida diaria

Actividades instrumentales de la vida diaria

¿Cuáles son las actividades instrumentales de la vida diaria?

Las actividades instrumentales de la vida diaria hacen referencia a todas las actividades que las personas desempeñan cotidianamente. Tras sufrir un daño cerebral, todas estas se ven afectadas. Las actividades básicas en primera instancia y consecuentemente las instrumentales.

Dentro de estas, encontramos dos tipos:

  • Actividades básicas del día a día: aquellas que van enfocadas al cuidado del propio cuerpo. Se incluyen actividades como la alimentación, vestido, aseo personal, baño, transferencias, movilidad, continencia. 
  • Actividades instrumentales de la vida diaria: aquellas más complejas que de igual forma se llevan a cabo en el día a día y que están relacionadas con la interacción de la persona con el entorno. Algunas de ellas son: ocio y tiempo libre, sueño y descanso, trabajo, educación, desplazarse usando medios de transporte, tareas del hogar, vida económica/compras/manejo del dinero.

A continuación, os dejamos unos ejemplos de casos clínicos en los que se trabajan objetivos relacionados con las actividades instrumentales de la vida diaria.

Diferentes casos clínicos de la vida cotidiana

Caso 1: Gestión de la comunicación

M. acude a uno de nuestros centros, tras sufrir un infarto isquémico en el territorio de la arteria cerebral media izquierda. Además de una aneurisma del septo interauricular con 20 años de evolución. 

Incluye las actividades necesarias para participar en un empleo remunerado o en actividades de voluntariado (Mosey, 1996, p. 341).

Alteraciones tras sufrir daño cerebral:

  • Afectación de hemicuerpo derecho con movilidad activa a nivel proximal y distal del miembro superior. 
  • Ligera debilidad muscular.
  • Falta de estabilidad escapular junto con debilidad en cuanto a movimiento y fuerza en cadena extensora del miembro superior, acentuada a nivel de muñeca y dedos.
  • Hipersensibilidad marcada en todo el hemicuerpo. 
  • Uso no aprendido de la mano derecha junto con un cambio de dominancia a su izquierda muy instaurado desde el ictus. Esto hace que esta mano solo se incluya en actividades estrictamente bimanuales. 

Objetivos tras sufrir daño cerebral:

A Través de la Escala GAS (Goal Attainment Scaling) según su prioridad: escritura a papel y posterior escritura en ordenador usando las dos manos y todos los dedos.

  1. Escribir en papel con la mano derecha realizando un agarre efectivo y sin deslizamiento del bolígrafo, tanto 100 palabras en 8 minutos como anotaciones telefónicas. 
  2. Escribir en teclado de ordenador con las dos manos usando todos los dedos e intentando que la pulsación de teclas erróneas sea la mínima posible (menos de 10) en una frase de 10 palabras. 

Tratamiento: Terapia Ocupacional

Focalizando la intervención en el uso forzado del brazo y la mano derecha, y su inclusión en actividades diarias tanto básicas como instrumentales.

  • Trabajo de posicionamiento y control en la realización de pinzas y presas. Así como, en la fuerza de éstas unido al trabajo de sensibilidad y entrenamiento de la tarea en sí. 
  • La escritura, graduando la dificultad de ésta y haciendo que aumente progresivamente la tolerancia a la fatiga también presente en un inicio. 
  • Una vez conseguido el inicial, unimos al abordaje anterior, una mayor carga de trabajo en el movimiento intencionado e individual de los dedos aplicado al teclado.
  • Ayuda de una férula de posicionamiento de muñeca, (unimos posteriormente otra para fomentar la extensión de dedos). 

Vuelta a la vida cotidiana tras un daño cerebral

Actualmente, realiza la escritura con ambas manos, usando todos los dedos y sin necesidad de utilización de las férulas inicialmente usadas. 

Caso 2: Vida económica/Compras.

F. lleva con nosotros unos meses desde que sufrió un ictus isquémico en la arteria cerebral media derecha. Posteriormente, sufrió una caída con fractura de cadera izquierda.

“Preparar la lista de la compra (comestibles y otros), seleccionar, adquirir y transportar los artículos; seleccionar el método de pago, y completar las transacciones monetarias.”

Alteraciones tras sufrir daño cerebral:

  • Ciertas limitaciones en el movimiento del brazo izquierdo y mayores alteraciones en la sensibilidad del mismo.
  • Marcada falta de atención hacia el lado izquierdo, ocasionando que se olvide de dicho hemicuerpo y campo izquierdos con frecuencia.

Objetivos tras sufrir daño cerebral:

F. era una persona muy activa laboralmente y esta nueva situación le ha causado cierto desánimo. Es por esto que a F. le gusta establecer objetivos dinámicos, con lo que se sienta bien, como por ejemplo, salir a la calle a pasear, hacer compras y además así, crear una rutina diaria.

Se establecen sus objetivos a través de la Escala GAS (Goal Attainment Scaling) según su prioridad: ir a comprar el pan; quedando de la siguiente manera: 

  • Ser capaz de bajar a por el pan (200m) con ayuda técnica de su bastón y sin supervisión, al menos tres veces a la semana.

Tratamiento: Fisioterapia, Terapia Ocupacional y Neuropsicología

El plan de tratamiento se basa en el trabajo conjunto de fisioterapia, terapia ocupacional y neuropsicología. Al presentar las alteraciones anteriormente citadas, su situación actual le interfiere en la seguridad de la deambulación, por lo que en función del objetivo, trabajamos de manera holística incluyendo marcha, componente atencional y la mejor inclusión posible de miembros superiores. 

Vuelta a la vida cotidiana tras un daño cerebral

Cuando comenzó su tratamiento rehabilitador, llegó a la clínica con andador y realizando trayectos cortos dentro del domicilio. Actualmente, dada la evolución que está consiguiendo, hace uso de un bastón y la supervisión de otra persona.

Seguimos trabajando en ello para que sin duda, F. lo consiga.

Caso 3: Ocio y tiempo libre (Gestión de la comunidad)

B. sufrió un accidente cerebro vascular de tipo hemorrágico en 2017 (hematoma talámico izquierdo y hemorragia en ganglios basales izquierdos). Trabajaba como fotógrafo profesional y realizaba reportajes en revistas como “National Geographic”. 

actividades instrumentales de la vida diaria
“Una actividad no obligatoria que está intrínsecamente motivada y en la cual se participa durante un tiempo discrecional o libre, es decir, un tiempo no comprometido con ocupaciones obligatorias tales como trabajo, cuidado propio o dormir” (Parham yFazio, 1997, p. 250).

Alteraciones tras sufrir daño cerebral:

  • Hemiplejia derecha, inestabilidad escapular y limitaciones en los rangos de movimiento, provocando movimientos pocos fluidos, alteraciones de coordinación y falta de control motor.
  • Ligera disminución de la fuerza del brazo contra gravedad.
  • Grave alteración propioceptiva y cinestésica con dificultades en el reconocimiento de la posición y dirección del movimiento de su codo, muñeca y dedos.
  • Alteración de la sensibilidad táctil: no le permitía identificar el disparador de la cámara, lo que le llevaba a darle más veces de las necesarias.
  • Mucha dificultad para hacer tareas simultáneas, desorganización y falta de planificación sobre el plano que iba enfocar o la fotografía que iba a realizar.
  • Complejidad para detectar su error y corregirlo mientras realizaba una fotografía. 

Objetivos tras sufrir daño cerebral:

Se establecen sus objetivos a través de la Escala GAS (Goal Attainment Scaling) según su prioridad: poder coger coger la cámara de fotográfica y poder usarla; debido a sus capacidades físicas y cognitivas iniciales, se establecieron diferentes objetivos, quedando de la siguiente manera: 

  • Ser capaz de coger la cámara de fotos en vertical manteniendo el hombro a 90 grados y sin excesiva flexión de muñeca y sin rotación interna y retracción de hombro durante 30 segundos.
  • Localizar el disparador de la cámara con el dedo índice y ser capaz de realizar una fotografía en vertical dándole al disparador un máximo de dos veces por fotografía.
  • Conseguir ser capaz de coger la cámara de fotos con el nuevo objetivo (1200kg) localizando el disparador y realizar una fotografía en vertical dándole al disparador un máximo de dos veces por fotografía.
  • Ser capaz de realizar una fotografía con un solo disparo en vertical y otra en horizontal con la cámara de fotos con un buen enfoque. 

Tratamiento: Terapia Ocupacional

Desde el enfoque transdisciplinar, se ha trabajado a nivel motor en ejercicios de estabilidad escapular, control motor y fuerza del miembro superior derecho junto con ejercicios de propiocepción con el dispositivo robótico Amadeo, ejercicios de conciencia corporal y movimiento, y trabajo de la sensibilidad superficial; todo ello unido al trabajo cognitivo de memoria de trabajo, span atencional, comprensión y resolución de problemas, complementado con pautas, ejercicios y recomendación para el domicilio.  

Vuelta a la vida cotidiana tras un daño cerebral

Actualmente, es capaz de realizar fotos con la cámara profesional que utilizaba en su trabajo, pudiendo usarla de forma esporádica para la realización de retratos. 

Conclusiones y rehabilitación neurológica

Como bien se sabe, cada daño cerebral es diferente y las complejas secuelas que dejan, pueden interferir en el desarrollo pleno de las actividades instrumentales de la vida diaria

En los anteriores casos reales, se han visto diferentes tipos de alteraciones:

  • En el lenguaje.
  • Alteraciones sensoriales y perceptivas.
  • Alteraciones de déficit motor, nivel cognitivo, psicosociales, entre otras. 

Por ello, no solo se necesita un abordaje transdisciplinar desde todas las áreas para comprobar el problema existente, sino una buena valoración por parte del terapeuta ocupacional para detectar esas limitaciones en el día a día y poder trabajarlas. 

En Neuron, tenemos a numerosos terapeutas ocupacionales expertos en el campo de la neurología y con experiencia en el tratamiento de las actividades instrumentales de la vida diaria. 

Profesionales del equipo Neuron que han participado en la rehabilitación:

Carmen Luque
Coordinadora del área de terapia ocupacional. Terapeuta Ocupacional.

David Rodríguez Martínez

Coordinador del área de robótica. Terapeuta Ocupacional

Raquel Cabrillana

Terapeuta Ocupacional

Elena Urrea

Terapeuta Ocupacional

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te
puede interesar

Suscríbete a nuestra
newsletter

Categorías

Etiquetas