NEUROPSICOLOGÍA

ÁREAS DE TRABAJO

Rehabilitación neuropsicológica para el daño cerebral adquirido

La rehabilitación neuropsicológica acompaña a la persona afectada en la toma de conciencia de las dificultades cognitivas que presenta, así como, si fuera necesario, en la elaboración de su nuevo proyecto de vida. 

El servicio de rehabilitación neuropsicológica ayuda a cualquier adulto, joven o niño que padezca alguna alteración cognitiva a causa de sufrir un daño cerebral adquirido (Ictus, traumatismos craneoencefálicos, tumores, anoxias) o enfermedad neurológica.  

En Neuron contamos con un servicio de neuropsicología y rehabilitación neuropsicológica donde trabajamos para favorecer la autonomía de las personas, así como su integración social, familiar o laboral a través de un entrenamiento de las funciones cognitivas, conductuales y emocionales afectadas tras sufrir un daño cerebral adquirido o una enfermedad neurológica. 

Los servicios que se ofrecen desde el área de neuropsicología:

  • Valoración completa de las capacidades cognitivas para establecer un programa de rehabilitación funcional e individualizado. 
  • Intervención sobre los problemas conductuales asociados al daño cerebral adquirido. 
  • Estimulación basal y neurosensorial en estados alterados de conciencia o mínima alteración. 
  • Estimulación cognitiva individualizada para personas con deterioro cognitivo leve.
  • Programa “Volver a conducir tras el daño cerebral”:  valoramos las capacidades cognitivas implicadas en la conducción para su posterior trabajo en simulador de realidad virtual y prácticas pertinentes en la autoescuela. 
  • Programa “Volver a trabajar tras el daño cerebral”: analizamos el puesto de trabajo de la persona para plantear objetivos ecológicos alineados con el objetivo de la reinserción laboral. 
  • Detección de problemas de naturaleza visual para la derivación a nuestro servicio de optometría. 

 

La neuropsicología como disciplina científica se enmarca dentro del campo de la neurociencia, abarca una serie de conocimientos teóricos y experimentales sobre las relaciones que existen entre el cerebro, los procesos cognitivos superiores (memoria, atención, funciones ejecutivas, etc.) y la conducta humana. La evaluación neuropsicológica se centra en identificar, describir, diagnosticar y rehabilitar las alteraciones cognitivas, conductuales y emocionales derivadas de las alteraciones del sistema nervioso central después de cualquier tipo de daño cerebral.

Alteraciones cognitivas: trabajamos todas las secuelas que puedan producirse en: orientación, memoria, atención, funciones ejecutivas, praxias, gnosias y demás capacidades cognitivas que se puedan haber visto afectadas tras el daño cerebral.

Trastornos Emocionales: además de las  lesiones cerebrales después de un daño cerebral adquirido es normal la aparición de trastornos emocionales. Desde Neuron creemos que atender el aspecto emocional de la persona  es igual de importante que el resto de áreas afectadas. Por este motivo intervenimos con un objetivo transversal a todo el proceso rehabilitador, acompañando emocionalmente a la persona y a sus familiares o seres queridos.

Déficit Conductual: dependiendo de la parte del cerebro donde se produzca el daño, pueden aparecer secuelas a nivel conductual: impulsividad, desinhibición, conducta social inadaptada… En Neuron trabajamos con las personas y sus familias para corregir estos déficits conductuales y entrenar en el desarrollo de conductas socialmente adaptadas.

Las funciones cognitivas son fundamentales a la hora de llevar a cabo nuestras rutinas diarias, motivo por el cual una alteración en cualquiera de estas capacidades afecta a la vida diaria de las personas afectadas. 

Los programas de rehabilitación neuropsicológica son fundamentales en un proceso rehabilitador dentro del equipo multidisciplinar, ya que de una buena cognición puede depender una mejora en el rendimiento en otras áreas como la terapia ocupacional o la fisioterapia.

 Por este motivo, en Neuron se llevan a cabo intervenciones en paralelo de la neuropsicóloga con el resto de profesionales, aumentando el alcance de la rehabilitación. 

Desde el área de la neuropsicología también se evalúan y se tratan los denominados síntomas invisibles del daño cerebral adquirido. A diferencia de las secuelas a nivel motor, que son claramente visibles, los problemas cognitivos son en muchas ocasiones difíciles de ver y por ende de diagnosticar. Este hecho no significa que sean menos importantes. Significa que debemos estar más atentos y será bueno que, aunque a simple vista no parezca que puede haber secuelas a nivel cognitivo, se lleve a cabo una exploración profunda para descartar daños. El daño cerebral invisible afecta, y mucho, a las personas y a los procesos rehabilitadores.

CONTÁCTANOS

Pide una primera visita para que valoremos tu caso