La rehabilitación del ictus en la Seguridad Social: un cambio necesario

entrevista-sergio-alarcon-rehabilitacion-ictus-seguridad-social
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Cuando una persona sufre un ictus en España, como la gran mayoría, acaba ingresando en un hospital de la Seguridad Social para su recuperación y su posterior rehabilitación. Esto quiere decir que al año, más de 100.000 pacientes con daño cerebral acaban en algún hospital público tras haber padecido un ictus. Esta significativa cifra debería hacernos reflexionar sobre la seriedad del asunto y plantearnos si la atención que se ofrece desde el Sistema Nacional de Salud a estas personas es la idónea y suficiente, sabiendo como sabemos que el tiempo es oro.

Como hemos abordado en artículos anteriores, la recuperación de un ictus debe cumplir dos criterios importantes; por un lado, la rehabilitación debe ser inmediata, y por otro, lo más intensiva posible. A lo que yo ahora añado otro criterio que se ha de cumplir para esta recuperación: que sea sobre todo individual y con un tratamiento personalizado. En la actualidad, ningún hospital de la Seguridad Social cumple con estos requisitos.

La realidad es que la rehabilitación del ictus a través de la Seguridad Social empieza tarde, y no cumple con los requisitos que la evidencia científica recomienda para volver a recuperar las funcionalidades cognitivas y motoras. Este análisis de un abordaje gratuito, pero deficitario, significa que un mismo profesional, un terapeuta ocupacional, por ejemplo, en una hora de trabajo debe tratar con diferentes pacientes, con diferentes grados de afectación y diferentes planes terapéuticos.  De esta forma, es imposible hacer una rehabilitación eficiente, con objetivos que tengan un significado para la persona y con un abordaje global por parte de todo el equipo del hospital o centro.

 

La importancia de la inmediatez e intensidad en el proceso de rehabilitación del ictus

Cuando una persona sufre un ictus, y su vida ya no corre peligro, las secuelas son palpables y evidentes, tanto que el paciente es consciente del proceso de rehabilitación que se le presenta. Los primeros meses después de producirse el daño cerebral son de vital importancia para la recuperación de la persona. Una buena rehabilitación en este primer periodo de tiempo es el impulso más importante para poder alcanzar el máximo potencial en la recuperación. Una terapia deficitaria durante los tres primeros meses (la conocida como fase aguda) compromete de manera significativa las posibilidades de la persona y, dependiendo de las secuelas, podría condenarla a un grado de dependencia mucho mayor que el que hubiera tenido de haberse llevado a cabo una rehabilitación intensiva, inmediata, y conducida por un equipo transdisciplinar con el que se marquen objetivos significativos previamente, como practicamos en nuestras clínicas desde el año 2019.

Sergio-alarcon-neuron-analisis-ictus-seguridad-social

 

Actuales opciones de rehabilitación en España tras sufrir un ictus

En España, después de sufrir un ictus, existen dos principales opciones de rehabilitación: los hospitales y centros concertados de la Seguridad Social o los diferentes centros de daño cerebral privados. A día de hoy, y como norma general, la diferencia entre unos y otros es abismal. La foto fija en los hospitales y centros concertados que encontramos en la actualidad es la siguiente: se empieza tarde, privando al paciente de semanas de rehabilitación, las cuales son fundamentales; sesiones de media hora; varios pacientes por profesional; terapias no intensivas, que no incorporan la robótica como herramienta y que a veces emplean técnicas de dudosa evidencia. Llegamos a encontrarnos con pacientes que pasan hasta veintidós horas seguidas en la cama de un hospital con escaso personal, lo que,  en ocasiones, llega a provocar que se les pongan pañales aunque el paciente sea, hasta ese momento, continente.

Cuando se trata de rehabilitación en régimen ambulatorio, es decir, la persona ya está en su domicilio, encontramos casos en los que el traslado en ambulancia dura más que la propia sesión terapéutica. Esto sin contar en que existen casos de pacientes que no acuden todos los días a rehabilitarse, ya que el recurso que se ofrece es de días alternos. En estas condiciones, difícilmente se podrá llegar a alcanzar el máximo potencial de recuperación. Lo cual es una pena, ya que el daño cerebral adquirido tiene una parte de recuperación importante si se trabaja bien desde el principio.

Como, al menos a corto plazo, los centros de la Seguridad Social no tienen la intención de cambiar (algo que no obstante debieran plantearse por el bienestar de las personas afectadas de daño cerebral en España, que cada vez son más numerosas), existe la segunda vía de los centros de neurorrehabilitación privados. Decir en este punto que, dentro de este tipo de centros, existe un amplio abanico en el que encontramos centros muy buenos y que trabajan como indica la evidencia, y otros que tendrían que hacer una profunda revisión de metodología, instalaciones y herramientas a disposición de sus profesionales. Pero esto daría para otro artículo.

pacientes de neurorehabilitacion en neuron paseo de la habana

La realidad que nos encontramos cada día en los centros de neurorrehabilitación privados es que las personas, después de agotar el periodo de rehabilitación proporcionado por la Seguridad Social, de una duración de entre dos y seis meses (los más importantes en la rehabilitación del daño cerebral) y comprobar los escasos resultados obtenidos, optan por buscar un centro privado para continuar y completar su recuperación. Aunque es importante hacerlo, ya que se consiguen resultados, y muy buenos en ocasiones, no es aconsejable desaprovechar los primeros meses de rehabilitación en un centro que no ofrezca garantías de un trabajo con avales.

Lo que está en juego es la calidad de vida de la persona, su independencia y las posibilidades de volver a tener una vida similar a la que tenía antes de sufrir el daño cerebral. Todas estas son razones de peso, no solo para tomarse en serio la rehabilitación, si no también, si es necesario y existe la posibilidad, invertir en ella.

De igual importancia sería la inversión en prevención. Todo esto sin entrar en los casos de miles de personas desahuciadas, porque según criterios de la Seguridad Social tienen nulas posibilidades de recuperación, y que consiguen mejoras considerables en centros que hacen un abordaje correcto del daño cerebral. La realidad es que un alto porcentaje de personas que concluyen su rehabilitación en la Seguridad Social, continúan teniendo un amplio margen de mejora en su recuperación. Y si esto es así, me surge una pregunta ¿qué debiera cambiar para que las personas puedan concluir su rehabilitación en los centros públicos? Por desgracia, y a día de hoy, muchas cosas. Tantas que no veo en el horizonte la posibilidad de que esto ocurra. 

Si bien es verdad que los centros privados no están al alcance de todas las personas, el esfuerzo que muchas familias hacen al apostar por recursos de calidad que los centros públicos no ofrecen, en la mayoría de los casos obtienen su recompensa en forma de un futuro con más garantías de salud, bienestar y autoestima.

Sergio Alarcón

Socio fundador y CEO de Neuron

 
Publicado el febrero 8, 2021 ·

12 respuestas

    1. Estimado Enrique,

      Agradecemos enormemente tus palabras. Para cualquier propuesta, sugerencia o necesidad ya sabes donde estamos.

      Un saludo cordial

      Francisco Olavarría Ramos
      Responsable de Atención a las Personas

      1. Hola Amador. Si necesitas un empujón a tu rehabilitación, no dudes en llamarnos. Esperamos conocerte pronto. Mucho ánimo. Un saludo

  1. Pese a las trabas que nos ponen la administración pública, en el sistema sanitario español existen excelentes profesionales formados también en técnicas basadas en la evidencia.
    Trabajo en un hospital público comarcal donde algunos pacientes realizan hasta 4 horas de rehabilitación (tanto fisio como TO).

    Cierto es que la inversión en material es nula, de hecho soy yo (TO) quien compra el material o quien le dice al de mantenimiento que me construya. Esto es una vergüenza, si. Pero creo q lo más importante son las manos y los conocimientos del profesional quien guía al paciente en su recuperación.

    Mis pacientes tienen el 90% patologías neurológicas, en una fase aguda y estable de la enfermedad. Llegan del hospital general entre los 5- 10 días tras un ictus, por ejemplo. Efectivamente, hasta ese momento han tenido una escasa rehabilitación donde la figura del TO no existe.

    Es curioso como los neurólogos les dicen a los pacientes que cuando vengan a mi hospital (recuerdo público y comarcal), van a ser tratados por una gran TO en vez de luchar por la inclusión de una TO desde la planta de neurología. Agradezco los elogios, pero me gustaría más q hubieran TOs trabajando en planta y no solo en rehabilitación ambulatoria.

    En cuanto al número de pacientes, tengo el lujo de poder permitirme estar una hora individual las primeras semanas desde que ingresan. Si, es un lujo porque la realidad es que la mayoría de las veces, mientras estoy tratando a un paciente, otro u otros están trabajando de forma independiente bajo mi supervisión.

    Estoy de acuerdo que el SNS debe hacer una gran reforma en la rehabilitación, pero no debemos olvidar que somos muchos TOs que empleamos técnicas basadas en la evidencia en nuestros hospitales públicos.

  2. Estimada Gisela,

    Gracias por tu cometario. Efectivamente, en el sistema público hay grandísimos profesionales que hacen su trabajo no solo con gran pasión si no como marca la evidencia. De hecho este artículo en ningún momento es una crítica hacia estos profesionales. Es una crítica al sistema público de rehabilitación que no ofrece ni a los profesionales ni a los pacientes el tiempo y las herramientas necesarias para hacer una rehabilitación de calidad y que exprima al máximo las posibilidades del paciente.

    Es una suerte que puedas trabajar así, teniendo tiempo para tus pacientes y que estos puedan tener tantas horas de rehabilitación, pero no es lo normal. La realidad es otra bien distinta. Profesionales con varios pacientes cada hora, equipos donde falta algún profesional, sesiones de 30 minutos, nada de material… Así es muy difícil trabajar bajo evidencia por mucho que el profesional esté formado en ello.

    Coincido contigo en la conclusión; el SNS debe hacer una gran reforma. Y añado, si no tienes los mejores recursos (lo digo por el SNS) los médicos no deben dejar de indicar a los pacientes que existen otras opciones que, tal vez, le ofrezca mas posibilidades de tener una mejor calidad de vida. Esto no es una competición, es rehabilitación. Y la gente debe poder elegir con todos los datos.

    Sergio Alarcón

  3. Buenas tardes, tengo un hermano de 54 años que ha padecido un Ictus que lo ha dejado inmóvil y sin habla. Como dice usted ha estado 4 meses ingresado en un hospital de la seguridad social y creo que no ha hecho ni un mes de rehabilitación. Ahora le han dado el alta y estoy buscando un centro privado en Barcelona. ¿Podría aconsejarme de alguno? Gracias

    1. Buenas tardes María del Mar. Lamentamos lo que nos comenta. Nuestras clínicas están en Madrid y Valencia, ¿no se han planteado estas posibilidades? Les prometemos que el esfuerzo vale la pena. Atentos quedamos a sus noticias. Un saludo cordial

  4. Buenos dias el día 18 de agosto de este mes sufrió un ictus mi marido y le dejo paralizado toda la parte derecha el pied y el brazo tampoco puede hablar .el médico nos aconseja llevarle a un centro privado porque no será suficiente la rehabilitación pública de la seguridad social pero al llamar el centro de tel de de gran Canarias en las islas Canarias no me puedo pagar su rehabilitación porque es a 264 euros diaria ahora que hago para ayudar a mi marido a recuperar su vida normal? Vivimos en fuerteventura y sigue hospitalizado en hospital Virgen de la peña necesito ayuda porfavor.

    1. Estimada señora, Lamentablemente nuestros centros de atención al daño cerebral se encuentran en Madrid y Valencia, y por ello no podemos ayudarles. Esperamos que puedan encontar un recurso de acuerdo a sus necesidades y posibilidades. Les mandamos un fuerte abrazo.

  5. Hola, a mi hermana le ha dado un ictus y al poco tiempo le dio otro, apenas hacen rehabilitación y necesitamos q se lo hagan lo antes posible como logopeda. Estamos en Zamora capital, contestar lo antes posible

    1. Hola María Isabel. Desgraciadamente no temos clínica en Zamora. ¿Han valorado la posiblidad de trasladarse a Madrid? Aquí les atenderemos como se merece y los resultados que necesitan. Esperamos su llamada. Les mandamos un abrazo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entradas relacionadas

neuron valencia
Eventos

Semana de puertas abiertas Neuron Valencia

Desde Neuron Valencia, ofrecemos la posibilidad de probar la amplia variedad de dispositivos robóticos y tecnología de última generación en nuestra semana de puertas abiertas. Además contaremos con diferentes iniciativas gratuitas para todos los asistentes.

Read More »

Cumplimos con la normativa COVID-19. Más Información