NEUROFISIOLOGÍA

ÁREAS DE TRABAJO

Neurofisiología clínica en Madrid para personas con daño cerebral y enfermedades neurológicas.

La neurofisiología clínica es una especialidad médica que tiene como eje principal el estudio fisiopatológico de las enfermedades del sistema nervioso central, periférico, sistema neuromuscular y los órganos de los sentidos. Sus técnicas se basan en el registro de la actividad eléctrica o magnética de las estructuras del estudio, en reposo o otras su estimulación. La finalidad es diagnóstica, pero tiene una implicación muy grande en el ámbito terapéutico, de ahí su inclusión como un servicio más en Neuron. 

La intervención desde la Neurofisiología Clínica comprende dos áreas de trabajo: 

  • Terapéutica: Neuromodulación mediante técnicas de estimulación magnética transcraneal (rTMS) y estimulación eléctrica periférica (Vitalstim Plus). 
  • Diagnóstica: desde aquellas patologías que afectan al sistema nervioso central (mielopatías cervicales, enfermedad de la motoneurona, epilepsias), al sistema nervioso periférico (neuropatías, polineuropatías) y enfermedades en la placa motora y el músculo (esclerosis lateral amiotrófica (ELA), miastenia gravis, miopatías).

Los servicios de Neurofisiología Clínica que ofrecemos son:

  • Estimulación magnética transcraneal (rTMS).
  • Estimulación magnética transcraneal repetitiva (STMS).
  • Electromiografía – Electroneurografía (EMG-ENG).
  • Potenciales evocados somatosensoriales (PESS).
  • Potenciales evocados auditivos de tronco cerebral (PEAT).
  • Potenciales evocados motores con estímulo magnético (PEM).
  • Toxina botulínica para espasticidad. 

 

Técnica de estimulación magnética transcraneal (rTMS)

Desde el área de la neurofisiología clínica llevamos a cabo la técnica de la Estimulación Magnética Transcraneal  (rTMS), la misma que cada vez más tiene mayor evidencia en el tratamiento de síntomas del daño cerebral adquirido como son: la hemiparesia de miembro superior, la disfagia, la afasia, la espasticidad, el dolor crónico e incluso la depresión. 

Gracias a este servicio ponemos a disposición de las personas un servicio que completa nuestra cartera de servicios y nos convierte en una unidad de rehabilitación del daño cerebral completa.

Combinada con otras disciplinas (fisioterapia, terapia ocupacional, logopedia), ha demostrado potenciar el efecto de la rehabilitación, mejorando los resultados del proceso rehabilitador en las personas. 

La TMS nos permite realizar una estimulación no invasiva del córtex. 

 

Tras un ictus, el déficit funcional inicial, el grado y patrón de reorganización cortical y el grado de recuperación funcional varían ampliamente entre pacientes. La TMS nos aporta un medio para poder evaluar estos parámetros directamente y con ello, una información que no podríamos conseguir con otras técnicas diagnósticas. 

Empleamos la TMS con dos aplicaciones fundamentales: diagnóstica y terapéutica. 

Como herramienta diagnóstica, la TMS nos permite evaluar, por ejemplo, las conducciones motoras centrales en pacientes con lesiones cerebrales y/o daño medular, así como en diversas enfermedades neurológicas como la esclerosis múltiple. Nos permite medir diferentes formas de excitabilidad cortical e intracortical, la conectividad funcional como las interacciones interhemisféricas y entre las áreas motoras primarias y secundarias. 

Destacar aquí su habilidad para modular la excitabilidad de áreas corticales focales, en el sitio de la estimulación, y en algunas redes neuronales distribuidas. Esta propiedad  en particular de la estimulación cortical no invasiva es la que empleamos en el  tratamiento neuro-rehabilitador, de manera integrada con la fisioterapia, Terapia Ocupacional y Logopedia, con el objetivo de aumentar o disminuir la excitabilidad de regiones cerebrales focales en pacientes con daño cerebral. De esta manera inducimos una neuromodulación más precoz y una recuperación funcional más estable y en menor rango de tiempo. 

Además de esta aplicación principal, también la empleamos para tratar la disfagia postictus, junto con el tratamiento de logopedia y la estimulación neuromuscular periférica (Vitalstim Plus). 

Los trastornos depresivos (post ictus o no), patología neuropsiquiátrica, espasticidad y dolor, entre otros, también son objetivos  terapéuticos en los que aplicamos TMS. 

CONTÁCTANOS

Pide una primera visita para que valoremos tu caso